Endgame: el libro que jugaba con ventaja

El otro día escuché una noticia que me llamó la atención: Un mexicano ganaba un premio de 500.000 dólares por resolver un misterio que contenía un libro. Estamos hablando del libro Endgame. La llamada, el primero de una trilogía. La idea me encantó. Obviamente, todo se trata de una estrategia de marketing para vender libros. Pero ¡eso ya es una noticia en sí! Cuando me puse a investigar para profundizar el tema, cada vez me resultaba más interesante.

El juego que se proponía era descifrar un enigma que contenía el libro y le daría la llave del cofre con el premio. Simplificando la idea, es similar a los libros que leía en mi infancia que contenían pistas para resolver un misterio que había que descifrar. Pero, en realidad, no es tan simple, para empezar el enigma era algo más complicado que los que proponían mis libros. Se estimaba que los lectores tardarían al menos nueve meses en descifrarlo y finalmente han llegado al año (una fecha sospechosamente redonda, por cierto). Por otro lado, las pista estaban encerradas en una lectura llena de enlaces a Google Maps, Wikipedia, Youtube, web hechas a medida para el juego, etc. Todo esto con Google, 20th Century Fox y el Caesar Palace detrás invirtiendo dinero.

Seguir leyendo

Los casos más difíciles y divertidos del marketing

A veces, una situación difícil puede provocar impresionantes resultados con marketing divertido. Si alguna vez te has planteado que hacer marketing en tu empresa es misión imposible, deberías seguir leyendo. ¿Cómo hace publicidad una funeraria? ¿Puede una empresa tecnológica emocionar? ¿Puede un arroz plantearse un Trendic Topic?

Lo bueno de todas estas empresas es que, una vez apostaron por hacer marketing original, sorprendete y de calidad, han conseguido diferenciarse de la competencia y reforzar su marca.

Marketing y muerte unidos por Youtube

Ask a Mortician es un canal de Youtube que creó Caitlin Doughty para dar a conocer su empresa de servicios funerarios. En él publica videos donde habla de la muerte y responde preguntas sobre el tema, con cierta clave de humor. Con su gran flequillo y melena negra, aborda temas como con qué joyas enterrarse o cuál es el peor día para morir. Por muy morboso que pueda parecer todo esto, la verdad es que empezó ya en 2011. Ahora su canal tiene más de 50.000 seguidores. Pero lo más importante es que se ha convertido en la empresa de referencia en Los Ángeles.

 

Tecnología que llega al corazón

Normalmente las empresas tecnológicas suelen resultar aburridas y centradas en las funcionalidades de sus productos y servicios. Raramente consiguen crear emociones en los usuarios. Sin embargo, este no es el caso de Qualcomm. En 2013 una campaña que sus protagonistas no olvidarán nunca. El resultado: casi cuatro millones de reproducciones sólo del siguiente video, más otras tantas del resto de vídeos que componían la campaña online.

El arroz hay que echarlo en el mometo justo

La marca de arroz La Fallera vio pasar un tren, se subió y llegó a lo más profundo del espíritu valenciano y español. Te resumo: se organiza una campaña para insertar un emoji de paella en Whatsapp, con campaña en change.org y humorista incluido. En ese momento, a través de Twitter, la marca de arroz se une a la campaña simplemente preguntando “¿qué podemos hacer para que la campaña sea un éxito?”. Así se embarcan en el patrocinio de un viaje al humorista Eugeny Alemany para que hable con los jefazos de Whatsapp en Sillicon Valley. El resultado: un aumento fulgurante del número de seguidores de la marca en Twitter y una gran repercusión online de la campaña. Eso sí, de momento, no hay emoji de paella.

Editado 23 mayo 2016: Lo han conseguido, ya existe el #PaellaEmoji

La Fallera #paellaemoji
Imagen: Twitter @arrozlafallera

¿Conoces más historias sorprendentes como éstas? ¿En tu empresa os ha sorprendido el éxito de alguna campaña? Cuéntanoslo. Entra sin llamar.

Kukuxumusu: humor y negocio

Hoy visita nuestro blog Kukuxumusu, una empresa que nació casi por casualidad y que hoy es un referente para muchos emprendedores. Diversión y negocio que van de la mano.

Tal día como hoy, un 7 de julio en Pamplona, en 1989 tres amigos (Mikel Urmeneta, Koldo Aiestaran y Gonzalo Domínguez) montaban un chiringuito en plenos San Fermines para vender camisetas y, según sus propias declaraciones, costearse los kalimotxos de las fiestas. Así nacía Kukuxumusu.  Hoy, dieciseis años después, somos muchas las personas que no podemos pensar en las fiestas más internacionales sin pensar en esta marca. Un largo, y no siempre fácil, camino.

Nos lo cuentan ellos mismos

En ese primer año, sólo lograron vender la mitad de las camisetas pero actualmente, el chiringuito se ha convertido en una próspera empresa que da empleo a 105 personas, tiene 15 tiendas oficiales y vende a todo el mundo a través de su página web. Pero, ¿qué ha pasado en este tiempo? ¿Cúal ha sido el secreto de su éxito? Según Pedro Balboa, director de comunicación de la compañía “El secreto del éxito de Kukuxumusu es una mezcla de varias cosas, pero fundamentalmente la clave está en el dibujo, que es nuestra principal ventaja competitiva, así como la capacidad creativa y el universo creado por Mikel Urmeneta. Unido a esto, la personalidad y filosofía de la empresa. Hemos conseguido crear un mundo sin tabúes, con color, diversión, dibujos y mensajes que hacen reír y pensar.”
 

Kukuxumusu San Fermín
www.kukuxumusu.com

La verdad es que ahora mismo Kukuxumusu es mucho más que camisetas. Estos dibujos, además de encontrarse en ropa, se encuentran en todo tipo de artículos, también a través de un sistema de licencias. Pero aún hay más: trabaja con asociaciones, empresas e instituciones, tiene un portal dedicado a las fiestas a las que tanto deben www.sanfermin.com, un canal de tv en internet, organiza un concurso de fotografía erótica, colabora con personajes relevantes (incluso hizo un dibujo con el Dalai Lama en 2007), aplicaciones para smartphones… Nada se les pone por delante y aún tienen mucho camino por delante.

Apunta que nos dan un consejo

Su historia es ya, de por sí, una experiencia inspiradora para cualquier pyme o emprendedor que sueñe con hacer crecer su negocio. Por eso, le he preguntado a Pedro por algún consejo que nos quiera dar. “No somos muy de dar consejos, pero algunos temas importantes a tener en cuenta antes de meterse en un proyecto, sea el que sea: elegir bien a la gente que trabaje o colabore contigo, poca prisa por tener éxito y poco miedo a fracasar o meter la pata.” Para no dar consejos a mí me parece bastante bueno. Yo ya me lo he apuntado en mi cuaderno de cosas para no olvidar.

Muchas gracias a Pedro Balboa y a Kukuxumusu por su participación y ayuda en esta entrada. Desde aquí les deseamos que sigan muchos años sacándonos sonrisas y reflexiones a base de dibujos.

¿Conocías la historia de Kukuxumusu? Entra sin llamar.

Ideas arriesgadas: crear una moneda local

Hace ya tiempo leí una noticia que he guardado en el cajón porque quería compartirla por lo innovadora y arriesgada que era la idea que contaba: pueblos que, para evitar que compraran más allá de su término municipal, inventaban su propio dinero. Parece ser que ya hay más de una moneda local circulando por distintas zonas de España y su objetivo es animar a los habitantes y trabajadores de esas poblaciones a comprar en los comercios locales. De un valor similar al euro, el incentivo que tienen es una bonificación a la hora de adquirirlos y descuentos especiales en los locales adheridos al uso de esta moneda. En algunos casos, esta innovadora iniciativa a venido de la mano de asociaciones de comerciantes locales y en otras, de la mano de los propios ayuntamientos.

Moneda local de Oñate
Imagen: www.elmundo.es

Se trata, sin duda, de una idea arriesgada y que conlleva bastante complejidad a la hora de su ejecución, pero, por otro lado, persigue un objetivo también complejo. Sin embargo, el motivo por el que más me interesa la iniciativa es por la coordinación que requiere entre los distintos comercios, especialmente si son ellos mismos los que la han promovido, para lograr un objetivo común. Al fin y al cabo, se trata de una iniciativa donde todos ganan y cuanto más difusión consigan, más ganarán.

En los comentarios a la noticia, se puede ver gente escandalizada por la idea. Dejando a parte las ideas políticas, la iniciativa de una moneda no regulada, por descabellada que parezca, ya es usada en otros ámbitos. ¿Hay alguien que no haya oído hablar de las bitcoin? Se trata de una moneda virtual aceptada por cientos de negocios, tanto virtuales, como en caso de alojamientos de hosting o incluso WordPress, como incluso algunos locales, como algunas tiendas de lujo de la calle Serrano, en Madrid.

Las diferencias entre las monedas locales y los bitcoin son importantes, por ejemplo, una de las principales es el objetivo de la propia moneda. Si las monedas locales se desarrollan para incentivar el comercio local, las bitcoin se crearon para tener una moneda independiente, sin necesidad de un intermediario.

Sin embargo, la idea de la creacción de una moneda local no parece tan extravagante. Se trata de una medida que permite aunar fuerzas entre negocios con un objetivo común y les otorga, además de una visibilidad inimaginable, el poder de trabajar juntos.

Y tú qué opinas de este tipo de iniciativas ¿crees que podrían ser útiles en tu localidad? Si quieres dar tu opinión, deja un comentario. Entra sin llamar.

El extraño caso de Anna Allen y la mala publicidad

En los últimos días, todo el mundo habla del caso de Anna Allen, la actriz de la serie Cuéntame que difunde por redes y medios una vida ficticia como si fuera real. Debido a mi deformación profesional, me resulta irrestible evaluar desde el punto de vista del marketing la situación. Hacer publicidad está bien, pero de un producto (o una vida falsa) no tiene ningún sentido.

La “película” de la actriz para promocionarse

La actriz ha intentado en los últimos tiempos lograr notoriedad con una serie de noticias falsas como cameos en series de éxito como The Big Bang Theory o su presencia en los Oscars, diversos fotomontajes con actores internacionales al más puro estilo del Pequeño Nicolás, ¡hasta se había creado una falsa empresa de representación en Estados Unidos que supuestamente le llevaba allí su carrera! Toda una serie de mentiras que han llevado a periódicos, informativos y, por supuesto, redes sociales a hablar del tema con un tono más o menos serio.

Anna Allen y la mala publicidad
Anna Allen – Foto: Wikipedia

Publicidad a cualquier precio

Dejando a un lado la motivación real que le ha llevado este punto, lo lógico es pensar que lo que buscaba era simplemente publicidad y, de hecho, podría parecer que ha conseguido su objetivo. Personalmente, no tenía ni la menor idea de quién era esta mujer hasta que no leí la noticia, sin embargo ahora su cara y su nombre aparecen en portadas de periódicos y en distintos canales de televisión.

La pregunta es, ¿si yo dirigiera una obra de teatro, le llamaría? Supongo que no. La publicidad que está haciéndose le sitúa más como un personaje grotesco que como una actriz de talento y sus falsas historias no hacen más que destacar sus vacíos laborales.

Hay un dicho que es “que hablen de mí, aunque sea mal”. Pues bien, en marketing, no funciona.

Conócete y proyecta lo mejor 

 Me suele pasar a menudo que cuando conozco a ciertas personas, empresas o productos que parecen ser perfectas algo me chirría en el cerebro. Son como los gamusinos: no existen. Sin embargo, sí existen mejores y peores, especialmente para una situación concreta. Cada uno de nosotros (o de nuestras o nuestros productos) somos los mejores porque algo nos diferencia y somos perfectos para dar la solución a un determinado problema o para una situación determinada. ¡Eureka! solo hay que identificar que es eso que nos diferencia y resaltarlo al máximo para que todo el mundo lo vea.

Resaltar por resaltar lo primero que nos venga a la cabeza o lo que en nuestros sueños nos gustaría ser y no somos, sería por el contrario, bastante contraproducente. Imagina que vas a una peluquería porque has visto en su web que son los más modernos pero cuando llegas, tu abuelo es más moderno que ellos. Saldrás enfadado pensando que son unos carcas y unos falsos y pasarás completamente por alto el atentísimo servicio que te han dado y la excelente calidad-precio. Una pena: cliente perdido.

Focaliza

Resulta imprescindible saber quién es nuestro público. Por seguir con el tema del mundo de la interpretación voy a poner un ejemplo muy claro: si una productora hace una película para adolescentes, lo que opine la crítica le dará igual siempre que cada día las salas donde se proyecte estén hasta arriba de jovencitos. Su público objetivo está encantado y la productora más. En este caso se trata de un producto, pero con la publicidad pasaría lo mismo.

Identifica a quién te diriges y centra tus esfuerzos en convencerles. Eso sí, manteniendo siempre la honestidad. Normalmente, a los vende-motos se les pilla enseguida (sin ánimo de ofender al gremio).

Hay un anuncio de las propias empresas anunciantes que dice algo así como: La publicidad debe ser clara, honesta y veraz. Habrá que hacer caso a los que saben de esto ¿no?

Ventas de altos vuelos

¿Has volado alguna vez con Ryanair? Si no lo has hecho, te pongo en antecedentes: en cada vuelo, la tripulación, además de darte las normas básicas en caso de emergencias y de cerrar los compartimentos de las maletas, se pasan todo el vuelo vendiendo casi de todo: empiezan con la bebida y comida, perfumes, cosmética… y hasta su propia lotería, una especie de rasca y gana.

Pues ayer mismo cogí un ameno vuelo de éstos que comento y mientras miraba las nubes por la ventanilla, la megafonía del avión se activó:

-“Estimados pasajeros, no saben lo deprimente que es estar en un vuelo durante diez horas y que nadie te compre nada…”

Este era el inicio de un monólogo de humor en toda regla que se marcó uno de los asistentes de vuelo que, intuyo, no era la primera vez que hacía. Su objetivo, vender las mencionadas papeletas de lotería y, por lo que pude ver, le funcionó bastante bien la estrategia.

Ventas de altos vuelos
Imagen de la película “Los amantes pasajeros”

En este blog suelo dar consejos de marketing e intento acercar los conceptos que parecen sólo para grandes compañías a pequeños y medianos negocios, pero ayer este asistente de vuelo dio una lección magistral a todo áquel que estuviera dispuesto a escucharle.

Con dos minutos de monólogo demostró: 

  1. La importancia de captar la atención. Con una frase ya nos tenía a todos pendientes. 
  2. Una vez que había captado la atención, aportó los motivos por lo que se debe comprar el producto y los personalizó. En su caso aportó dos principalmente: los premios que se pueden obtener y que se ayuda a ONGs. Los motivos son exactamente los mismos que suelen aportar, pero, en este caso, añadíó la personalización, dando ejemplos de qué hacer con los premios o hablando de la ONG donde él trabaja. 
  3. El humor vende y se puede aplicar a casi todo. Solo es necesario no tomarse demasiado en serio.

En resumen: sorprende, sonrie y vende. 

¿Alguien más ha vivido este tipo de experiencias Ryanair?

El marketing offline ha muerto… ¿o no?

Parece que el 2015 me ha traído ganas de generar polémica, pero estoy harta de ver expertos y empresas de marketing que parecen vender la noticia que el marketing tradicional ha muerto y no comparto en absoluto esa opinión. Para mí, el marketing tradicional ha crecido y se ha enriquecido con el marketing online.
Este tema me recuerda una anécdota de las pasadas fiestas. El otro día me vi en mitad de una discusión sobre la escritura manual y la escritura a través de cualquier tipo de dispositivo electrónico. Había gente que opinaba que ni siquiera merecía la pena enseñar a los niños a escribir a mano porque no lo iban a hacer y que la escritura manual estaba anticuada mientras que otros opinabamos que la escritura manual siempre sería útil aunque la mayor parte de los escritos se hagan a través de teclados reales o virtuales. 
Con el marketing pasa algo parecido. Como decía, actualmente hay muchísimas empresas del sector que apuestan todas sus fichas hacia el marketing online y dejan completamente de lado el marketing offline (catálogos en papel, eventos, octavillas, publicidad en medios tradicionales y, en definitiva, cualquier tipo de acción que va más allá de una pantalla de ordenador, Tablet o móvil), como si hubiera que elegir uno de los dos bandos. 
Marketing online vs. Marketing offline

 

Ventajas del marketing online 

 
Sin duda, hay muchas ventajas en las acciones online. En primer lugar, el precio, ya que mandar un email o estar en redes sociales puede ser gratis para la empresa si no tenemos en cuenta el tiempo empleado. En segundo lugar, se puede llegar a mucha gente sin limitarse geográficamente. Además, a través de las acciones online es más sencillo controlar el retorno, se puede saber cuántas personas abren un email o cuántas personas han visto tu publicación de Facebook. Se puede también, tener una comunicación bidireccional con los clientes, ya que no solo eres tú quien habla si no que ellos pueden responderte, lo cual es muy enriquecedor. 

 

La suma del marketing online y offline: nuevas oportunidades

Sin embargo, a pesar de que el marketing online nos abra nuevas puertas, renunciar al marketing tradicional puede cerrarnos otras. Cualquier campaña o imagen online debería reforzarse con otra offline y viceversa. Parece que cuando hablamos de offline o tradicional estamos hablando de algo aburrido y pasado de moda, sin embargo, la creatividad, la originalidad y el impacto pueden y deben seguir siendo vitales para cualquier acción de marketing, especialmente en publicidad y comunicación. Incluso las empresas online bajan al mundo real para hacerse más tangibles. Echa un vistazo, por ejemplo, al evento que organizó un juego online con motivo de su final mundial: League of Legends, nada que envidiar al mundial de fútbol. 
Centrarse sólo en el mundo online puede hacernos olvidar a cierto tipo de clientes, crearnos una imagen fría y distante y, lo peor de todo, la flexibilidad que ofrece puede llevarnos a acciones precipitadas, sin objetivos claros. No hay que olvidar nunca que el primer paso para tener éxito con una acción de marketing es saber qué queremos conseguir (si no, ¿cómo sabremos si lo hemos conseguido?) y después pensar en cuál es el mejor método para lograrlo, sin limitarnos a un mundo virtual o a un medio tradicional, buscándo cuál es la mejor combinación posible dentro de nuestro presupuesto. Por cierto, a veces es sorprendente lo barata que puede salir una acción tradicional o lo cara que puede resultar otra online.

 

Quizá algún día, pero no ahora

Quizá llegue un día en el que todas nuestras compras se realicen solo por internet, donde no se utilice nada material salvo lo mínimo imprescindible e incluso que nadie escriba nada a mano, pero de momento, a la gran mayoría, aunque nos guste navegar, informarnos, distraernos, comprar y hasta cotillear por la red, nos sigue gustando tocar, oler y sentir más allá de una pantalla. Nos gusta lo tangible, incluso preferimos ir de cañas con los amigos que chatear por Whatsapp. Mientras esto pase, el marketing tangible, offline, seguirá siendo útil y renunciar a ello es algo que cualquier negocio, de cualquier sector debe plantearse con mucho cuidado y teniendo en cuenta a qué renuncia realmente.

Las tres lecciones de marketing para pymes que nos ofrece Ikea

Seguro que conoces Ikea, seguro que sabes qué se dedica y seguro que has visto, de una manera o de otra, algo de la publicidad que está haciendo esta Navidad. Todo esto quiere decir que Ikea lo está haciendo muy bien. Llegados a este punto, tengo que confesar que soy fan del marketing de Ikea. También es verdad, y con esto no voy a descubrir nada nuevo, que el presupuesto que tienen en un año puede superar el que tendrá una pyme en diez años. Sin embargo, observando cómo lo hace Ikea, voy a señalaros tres lecciones que se pueden aprender y aprovechar en una pyme, sea cual sea su negocio.

Tienen muy claro quien es su público objetivo

Para muestra, la última campaña publicitaria que tienen, #laOtraNavidad. Por si no habéis tenido oportunidad de verla, os adjunto el vídeo porque merece la pena.


A pesar de ser un anuncio que puede gustar a todo el mundo por su lado más divertido y original, está claro que a quien más llegará será a los padres de familia. Pero si no lo ves tan claro, te dejo este otro spot de la misma campaña, en este caso #laOtraCarta.

En este anuncio va más hacia el lado emocional y aquí sí está claro a quien se dirige: padres de familia y, personalmente añadiría que viven en ciudad y trabajan. ¿No estás de acuerdo?

Primera lección para aplicar al marketing de tu negocio: la clave de una campaña de éxito es saber a quién se dirige una campaña para focalizarla lo máximo posible.

Utilizan medios, distintos y adecuados, para hacer llegar su mensaje

El primer anuncio del que os he hablado aparece en televisión pero ya su eslogan #laOtraNavidad con el hashtag hace referencia a redes sociales. Como he estado buscando información y los vídeos en Internet para esta entrada, en cuanto he entrado en mi cuenta de Twitter (@MKparaTodos, por si no la conoces), me ha salido esta campaña como enlace patrocinado. Numerosos tweeteros han utilizado este hashtag y compartido esta campaña. Pero no sólo se ha compartido por Twitter, también por otras redes como Facebook o Whatsapp, han salido en noticias, en blogs… se ha convertido en un anuncio viral, con un alcance más allá de lo que han pagado.

Pero más allá, de las redes sociales, han creado una web específica www.laotranavidad.es con ideas para esta Navidad , pero no regalos materiales, si no juegos y actividades de las que disfrutar en familia. De nuevo, nos encontramos con una apuesta de cara al público objetivo: los padres.

Segunda lección de marketing: saber qué canal de comunicación hay que utilizar para llegar al público objetivo y utilizar su lenguaje para que nos puedan entender.

Aplican mensajes con gancho

En ningún momento se dice que compres muebles, ni siquiera que compres nada, si no casi lo contrario, que no hace falta nada de eso. Entonces ¿para qué tanta inversión de tiempo y dinero? Lo que se vende con esta campaña es su marca. ¿Y para qué si todo el mundo ya conoce Ikea? No sólo nos están vendiendo un logo, sino cómo quieren que todos veamos a Ikea, qué valores tiene y que nos identifiquemos con esos mismos valores, y por tanto, con la marca en sí. Vender muebles, será más adelante, cuando llegues a la tienda o te llegue el catálogo a casa.

Tercera lección de marketing: ofrecer al cliente algo más que producto, un valor intangible que le haga elegirnos a nosotros frente a la competencia.

¿Y todo esto que hace Ikea lo puede hacer una pyme? Rotundamente sí. No lo hará igual, porque tendrá distinto objetivo, distinto presupuesto y distinto público, pero conseguir una buena campaña de marketing es simplemente cuestión de buenas prácticas, buena planificación y buenos profesionales.

Haz que tus clientes sean parte activa de tu empresa

El otro día leía una noticia en Expansión sobre cómo algunas empresas lanzan campañas para que sus consumidores participen en el diseño de sus productos. Personalmente creo que es una acción muy interesante y con muchas posibilidades de éxito ya que, el poder de decisión lo tienen los propios clientes. Pero ¿podría una empresa más modesta llevar a cabo este tipo de acción para fidelizar a sus clientes?

Ventajas de involucrar a los clientes

Las ventajas que pueda conseguir una pyme que emprendiera una acción para que sean sus clientes quienes tomen decisiones, serían básicamente las mismas que tendría una gran empresa como las que se citan en el artículo.

Sándwich reincorporado por Rodilla tras una votación de sus clientes

Principalmente, el cliente se siente parte de la empresa, por lo tanto se fideliza y hará su propia campaña de boca a boca, puesto que se sentirá responsable y orgulloso de su participación.

Supone, además, una gran forma de conocer las opiniones de los clientes de primera mano. Establecer una conversación con los clientes que nos aportará un conocimiento mejor de aquellas características que valora, sus gustos y sus preferencias. Supone ir más allá de la típica encuesta de satisfación que muchas empresas realizan anualmente para, simplemente cubrir el expediente porque lo necesitan para renovar su certificado de calidad (una práctica que, por otro lado, merece otra entrada por si sola). 

A todo esto hay que añadir que, con una buena campaña de comunicación, la empresa consiga una publicidad efectiva que conecte con nuevos clientes potenciales.

Problemas que pueden surgir

Uno de los primeros problemas que surgirán será el vencer el miedo a perder el control sobre el producto al cedérselo al cliente. Toda acción de marketing tiene que estar muy meditada y tener un trabajo detrás que identifique qué se quiere conseguir con ella, a quién se va a dirigir y cómo se va a medir el resultado. Este tipo de acción donde se le permite al consumidor tomar decisiones en nombre de la empresa, requiere además una evaluación de las situaciones que puedan surgir tras la decisión de los clientes. Lógicamente, si dejamos que nuestros clientes tomen decisiones estratégicas, perderemos el control de nuestro negocio, pero hay muchas más decisiones en las que nuestros clientes nos podrán ayudar y si además les acotamos las opciones a elegir, será más sencillo prever las implicaciones de sus decisiones. Por ejemplo, una actriz no podría preguntar a sus fans si hace determinada película o no porque sería una decisión que podría afectar directamente a su carrera, pero seguro que podrán ayudarla a decidir qué modelito lucirá en la siguiente entrega de premios (¿el azul o el rojo?) y generará una expectación estupenda para su propia promoción.

Otro posible problema es no encontrar una gran respuesta por parte de los clientes. Sin embargo, de nuevo hay que hacer hincapie en el trabajo previo. Hay que saber qué queremos conseguir con la acción, a quién nos vamos a dirigir y ofrecerles algo que realmente les interese. Si a esto unimos, como decía antes, una campaña de comunicación estudiada, los resultados mejorarán. No hay que olvidar las ventajas que pueden ofrecernos las redes sociales en este sentido, pudiendo incluso, conseguir nuevos clientes.

No es tan difícil

Parece que estoy hablando de cosas muy complicadas pero, ahora, voy a darte un ejemplo real. Cuando estudiaba en la universidad solíamos ir a comprar un bocadillo a una tienda de barrio donde cada día esperábamos una cola tremenda para conseguir la comida. En esta tienda, junto a una gran lista de bocadillos disponibles, estaba el bocadillo Jesús, con foto incluida de su autor, con una mezcla de sabores solo apta para valientes. Sin embargo, ahora, muchos años después, sigo recordando ese bocadillo. 

En muchas ocasiones, para las pymes llevar a cabo ésta u otra acción de marketing tiene dos inconvenientes: pensar que no se puede hacer porque los demás no lo hacen, desperdiciando la gran oportunidad de diferenciarse, o pensar que no se puede porque no tienen tiempo o recursos, sin acordarse que en Sanva trabajamos para ayudarles a conseguir lo que se propongan.

Lo que esconden las cuentas de Twitter de los famosos

Hace unos días leí un tweet (no recuerdo de quién) que me hizo gracia: “El Comunity Manager de Belén Esteban escribe con faltas ortográficas para emular a la diva” que hacía referencia a un artículo sobre los community managers de los famosos. Estaba claro que con semejante titular y contenido, no podía dejar pasar por alto hablar del tema.

¿Por dónde empiezo? Belén Esteban ¿diva? En fin, este detalle mejor lo ignoro. Pasemos directamente a las faltas ortográficas. Como es normal, el community manager debe adaptarse al personaje. Pensemos cuál es en realidad la función de esta persona. Principalmente, debe aumentar la notoriedad del personaje para que aumente su valor como “marca”. A mayor notoriedad, además de un reflejo con mayor notoriedad en el mundo offline, se consigue generar o aumentar una fuente de ingresos extra. Por ejemplo, en el artículo que mencionaba antes, ofrecen el dato de ingresos de entre 500 y 20.000 euros por cada vez que un personaje publicita una marca a través de su cuenta de Twitter. No está mal ¿verdad?

Sin embargo, llevar la cuenta de otra persona supone una responsabilidad para el community manager que la gestiona. Sus comentarios son analizados con lupa por seguidores, prensa, etc. Deben tener cuidado en qué dicen y cómo lo dicen. Mientras teclean sus tweets, por un momento, son ellos los personajes.

¿Pensábais que los famosos escribían en Twitter igual que el resto de los mortales? El gran secreto que esconden sus tweets es que detrás de ellos suele haber una estudiada estrategia de marketing y tienen la misma espontaneidad que los aplausos de un programa de televisión.