Regalos de empresa ¿cómo acertar?

Hace meses que los catálogos de cestas de Navidad llenan los buzones, pero ¿cómo acertar con los regalos de empresa para tus clientes? Los regalos de empresa forman parte de la comunicación y la imagen de la empresa. Pero también son una excelente forma de fidelizar clientes. Sin duda, éste es uno de los puntos a plantearse en la Navidad de una pequeña empresa y llevamos años hablando sobre ello. Mi consejo es que, si realmente decides dar regalos a tus clientes esta Navidad, lo hagas con cabeza. Por supuesto, lo mismo para cualquier otro momento.

Presupuestos ajustados

Ajustarse al presupuesto es uno de los principales problemas que pueden aparecer. Muchas veces queremos quedar bien con los clientes pero no gastarnos mucho en esos regalos de empresa. Antes de saber si tu presupuesto es alto o bajo, te propongo hacer una reflexión. Cuando hacemos un regalo personal a una persona querida, nuestro presupuesto suele estar fijado por dos variables: el dinero disponible que tenemos y el cariño o cercanía. En los negocios, ese cariño o cercanía se cambian por el valor como cliente. ¿Cuánto le facturamos al año? ¿Regalarías una botella de vino o una caja de bombones a una empresa a la que facturamos millones de euros? ¿Y un jamón 5J a una  que nos compra solo un par de miles de euros? Los regalos personales se dan por afinidad, pero estamos hablando de negocios y aquí, mandan los números.

Llegados a este punto, quizá haya que plantearse si a todos los clientes se les regala lo mismo o establecemos una jerarquía o incluso regalos personalizados. Toca hacerse una nueva pregunta ¿Qué importancia tiene ese cliente dentro de nuestra facturación?

El número de clientes a regalar es decisivo

Dependiendo del número de clientes, se puede valorar si se regala a todos o sólo a los más importantes. Si, por ejemplo, en nuestra empresa se cumple la regla del 80-20 (el 80% de la facturación proviene del 20% de los clientes), la respuesta puede ser regalar solo a ese 20%.

Si el número de clientes final que vamos a regalar es muy elevado, puede ser complicado ofrecerles un regalo de mucho valor. También será más complicado personalizar el regalo. Sin embargo, esto se puede solucionar estableciendo una jerarquía. Por ejemplo, distinguiendo entre los 10 mejores clientes y el resto.

Refuerza tu marca a través de los regalos de empresa

Si los regalos de empresa forman parte del marketing, tienen que reforzar tu imagen. Es verdad que es muy sencillo comprar X cajas de vino y que directamente se las envíen al cliente desde el proveedor. Probablemente, el cliente se sienta agradecido pero ¿se puede hacer más? Por supuesto. Podemos pensar en un regalo que apoye nuestra imagen. Por ejemplo, una empresa dedicada a la tecnología, podría optar por algo relacionado con ésto.

Entonces ¿nos olvidamos del vino? No hay porqué. No siempre es fácil encontrar un regalo que refuerce la imagen de la empresa. También podemos reforzar nuestra imagen a través del packing. El envoltorio, los detalles, el cuidado en el envío o en la entrega, también pueden ser una gran solución para lucir más un regalo más económico. ¡Y para diferenciarnos de la competencia!

Personaliza el regalo

Cuando hacemos un regalo, la intención es que ese regalo guste. Lo ideal, sería que pensaramos en nuestro cliente como pensamos cuando hacemos un regalo a una persona querida. Si el número de clientes lo hace viable ¡adelante! En la mayoría de los casos, sin embargo, esto no será posible. Sin embargo sí se podrá segmentar para acercarnos más a los gustos del cliente.

Desde luego, requiere más trabajo, pero será más fácil que cumpla su misión como herramienta de negocio. En todo caso, no olvides lo dicho antes, que también refuerce, de alguna manera, la imagen de marca.

Un detalle siempre se agradece

Imagina que eres una panadería. Tienes miles de clientes y más o menos todos tus clientes tienen un gasto similar. De hecho, el gasto no es muy alto, en realidad. Además distinguir entre unos clientes y otros puede ser peligroso porque la información fluye entre ellos y algunos pueden sentirse agraviados. Aún así, sería posible tener un detalle navideño ¿Por qué no regalar una galleta de jengibre a todo el que vaya a la panadería el día 24 de diciembre, por ejemplo?

A la hora de hacer un regalo a tus clientes, piensa siempre en cómo reforzar tu imagen y a la vez fidelizar a tus clientes. Esta acción aislada posiblemente no sirva de mucho, pero es un ladrillo más en la fortaleza de tu marca.

Cómo afrontar la Navidad en un pequeño negocio

 

Diciembre ha llegado y hace tiempo que vemos todos los centros comerciales decorados con motivos navideños, los anuncios de la tele se enfocan a juguetes o colonias y los supermercados nos tientan con deliciosos productos típicos de la época. Está claro que la Navidad está a la vuelta de la esquina y llega a todos los rincones, incluidas las pequeñas empresas.

Muchas veces nos quejamos precisamente de eso, de que la Navidad se ha convertido en una fiesta comercial donde parece que lo único que importa es consumir. Sin embargo, más allá de tradiciones, no hay nada de malo en intentar mejorar las ventas. Todos queremos que nos vaya bien. Quien quiera comprar, lo hará y quien prefiera una Navidad más espiritual, pasará de largo.

Una cosa que está clara es que en Navidad todos estamos con mejor talante. Será por los villancicos o por los días de fiesta, es una época en la que, sin darnos cuenta, es más fácil sacarnos una sonrisa.

navidad-pequeño-negocio

Por tanto, como responsables de un negocio, sea del tipo que sea, debemos aprovechar este momento. Está claro que si te dedicas a un producto que mejora las ventas en esta época del año, debes intentar atraer más clientes. Para ello, tendrás que hacer un esfuerzo extra ya sea a través de la decoración del local, publicidad específica, productos de temporada o promociones orientadas a este momento. Es una época donde, además de aumentar el consumo, la competencia también será más voraz y es importante que trabajes concienzudamente para este momento. Si no lo has hecho ya, plantéate qué vas a hacer y, sobre todo, el año que viene empieza a prepararlo con tiempo, yo te recomendaría que, como mínimo, un mes antes de que empiece la campaña de Navidad en tu negocio.

Sin embargo, si tu negocio no es especialmente sensible a este momento del año, también deberías plantearte que puede ser un buen momento para fortalecer relaciones. Buscar una manera de sorprender y agradar a tus clientes, tus empleados o tus proveedores en estas fechas puede hacer que tus negocios en el próximo año mejoren.

Tradicionalmente se envían felicitaciones, se organizan comidas y cenas o se hace algún tipo de regalo, pero la clave está en hacerlo, no por tradición si no con cabeza. Pensar en quién nos dirigimos e intentar sacarle una sonrisa puede ser la clave para generar emociones que vinculen a esas personas con nuestra empresa y no sean un simple trámite de la época.

Si aún no te has planteado cómo vas a vivir la Navidad en tu negocio, date prisa porque apenas queda tiempo. ¿Vas a aprovechar el momento o lo vas a dejar pasar? ¿Qué tiene preparado este año tu empresa? Entra sin llamar.

Las tres lecciones de marketing para pymes que nos ofrece Ikea

Seguro que conoces Ikea, seguro que sabes qué se dedica y seguro que has visto, de una manera o de otra, algo de la publicidad que está haciendo esta Navidad. Todo esto quiere decir que Ikea lo está haciendo muy bien. Llegados a este punto, tengo que confesar que soy fan del marketing de Ikea. También es verdad, y con esto no voy a descubrir nada nuevo, que el presupuesto que tienen en un año puede superar el que tendrá una pyme en diez años. Sin embargo, observando cómo lo hace Ikea, voy a señalaros tres lecciones que se pueden aprender y aprovechar en una pyme, sea cual sea su negocio.

Tienen muy claro quien es su público objetivo

Para muestra, la última campaña publicitaria que tienen, #laOtraNavidad. Por si no habéis tenido oportunidad de verla, os adjunto el vídeo porque merece la pena.


A pesar de ser un anuncio que puede gustar a todo el mundo por su lado más divertido y original, está claro que a quien más llegará será a los padres de familia. Pero si no lo ves tan claro, te dejo este otro spot de la misma campaña, en este caso #laOtraCarta.

En este anuncio va más hacia el lado emocional y aquí sí está claro a quien se dirige: padres de familia y, personalmente añadiría que viven en ciudad y trabajan. ¿No estás de acuerdo?

Primera lección para aplicar al marketing de tu negocio: la clave de una campaña de éxito es saber a quién se dirige una campaña para focalizarla lo máximo posible.

Utilizan medios, distintos y adecuados, para hacer llegar su mensaje

El primer anuncio del que os he hablado aparece en televisión pero ya su eslogan #laOtraNavidad con el hashtag hace referencia a redes sociales. Como he estado buscando información y los vídeos en Internet para esta entrada, en cuanto he entrado en mi cuenta de Twitter (@MKparaTodos, por si no la conoces), me ha salido esta campaña como enlace patrocinado. Numerosos tweeteros han utilizado este hashtag y compartido esta campaña. Pero no sólo se ha compartido por Twitter, también por otras redes como Facebook o Whatsapp, han salido en noticias, en blogs… se ha convertido en un anuncio viral, con un alcance más allá de lo que han pagado.

Pero más allá, de las redes sociales, han creado una web específica www.laotranavidad.es con ideas para esta Navidad , pero no regalos materiales, si no juegos y actividades de las que disfrutar en familia. De nuevo, nos encontramos con una apuesta de cara al público objetivo: los padres.

Segunda lección de marketing: saber qué canal de comunicación hay que utilizar para llegar al público objetivo y utilizar su lenguaje para que nos puedan entender.

Aplican mensajes con gancho

En ningún momento se dice que compres muebles, ni siquiera que compres nada, si no casi lo contrario, que no hace falta nada de eso. Entonces ¿para qué tanta inversión de tiempo y dinero? Lo que se vende con esta campaña es su marca. ¿Y para qué si todo el mundo ya conoce Ikea? No sólo nos están vendiendo un logo, sino cómo quieren que todos veamos a Ikea, qué valores tiene y que nos identifiquemos con esos mismos valores, y por tanto, con la marca en sí. Vender muebles, será más adelante, cuando llegues a la tienda o te llegue el catálogo a casa.

Tercera lección de marketing: ofrecer al cliente algo más que producto, un valor intangible que le haga elegirnos a nosotros frente a la competencia.

¿Y todo esto que hace Ikea lo puede hacer una pyme? Rotundamente sí. No lo hará igual, porque tendrá distinto objetivo, distinto presupuesto y distinto público, pero conseguir una buena campaña de marketing es simplemente cuestión de buenas prácticas, buena planificación y buenos profesionales.

Ya es Navidad en el Departamento de Marketing

Estamos en Octubre, lo sé. Sin embargo, seguro que en tu empresa ya se ha recibido algún catálogo de cestas de Navidad, incluso alguien ya ha podido hacer la eterna pregunta de ¿y este año, qué hacemos en Navidad? (y si no, alguien debería hacerla). Ante esta situación, pueden darse dos tipos de respuesta, la que, cansada del tema, evada el asunto hasta principios de Diciembre, y la que, entusiasmada por la época que está por venir y las posibilidades de aumentar ventas, fidelizar o promocionarse, esté deseando remangarse y ponerse manos a la obra.

Tus clientes son protagonistas de las campañas de Navidad

Evidentemente, la segunda respuesta es la más correcta. Incluso si estás harto de la Navidad y del “todos los años lo mismo”, deberías esforzarte para que este año, al menos, fuese diferente. La Navidad es una época perfecta para aumentar tus ventas si tu negocio es susceptible de ser regalado, comido o bebido. Pero si tu negocio no tiene nada que ver con esto, también es una excusa estupenda para estrechar lazos con tus mejores clientes, dándoles un regalo, por ejemplo. Incluso puedes aprovechar y regalar a tus clientes algún producto que piensas comercializar en el próximo año, además de darle un obsequio, estarás incitándoles hacia una nueva compra.

Trata con mimo a tus empleados y ellos lo harán con tus clientes

 También es un gran momento para acercarte a tus empleados y solidificar el equipo. Posiblemente este área esté más en el ámbito de Recursos Humanos, pero si tus empleados están contentos, tus clientes estarán mejor atendidos. Desde los típicos regalos navideños y cenas o comidas de empresa, hasta actividades en grupo para hacer equipo (team building) son opciones válidas siempre que se tenga en cuenta que el objetivo es mejorar la visión que los propios empleados tienen sobre la empresa. ¿Y si este año, al revisar los objetivos, en lugar de dar una charla, les ofreces un incentivo especial para llegar a esos objetivos? ¡Hay tantas opciones! Sólo hay que dejar volar la imaginación.

Una buena época para promocionar tu negocio

Felicitar las fiestas navideñas a tus contactos es prácticamente una obligación. Pero, si vas a invertir tiempo y dinero en hacerlo, deberías plantearte que esa felicitación debe ser además una forma más de promocionar tu negocio. Puede tratarse de una publicidad para recordar a antiguos clientes que aún estás ahí que, si guarda ciertas formas, será bienvenida y aceptada ¿Y si además consigues que tu felicitación se convierta en un viral y que quien la reciba la reenvíe? ¡Éxitazo!

Claves del éxito del marketing en Navidad

  1. Trabaja con tiempo suficiente. Las prisas no son buenas, por eso esta entrada es en Octubre. 
  2. Establece qué resultados quieres conseguir. Si lo haces solo porque hay que hacerlo, mejor no lo hagas.
  3. Planifica, planea, medita, programa, proyecta, prepara, diseña, organiza. La improvisación sólo está permitida como pose y con muchas horas de trabajo detrás.
  4. Arriesgate, es un buen momento. Ten en cuenta que hacer lo mismo de siempre tendrá los resultados de siempre.

Un último consejo: el Kit Empresa Navideña

¿Por qué no adecuar un producto o servicio específico para estas fechas? En Sanva lo estamos haciendo: lanzamos el Kit Empresa Navideña. Incluye: asesoramiento, diseño y organización de una Navidad diferente y productiva en tu empresa.

Si crees que tu empresa no puede sacar partido de esta época del año, ésta es la solución para que lo haga. Pensamos en opciones que vayan con tu negocio y conecten con el resultado que deseas conseguir este mes de Diciembre. No lo dudes y contacta con nosotros, por correo, en Facebook, en Twitter, en Linked in o déjanos un comentario en el blog. No te lo podemos poner más fácil.

Navidad en el trabajo

Si la semana pasada nos enfrentábamos a la difícil decisión de los regalos de empresa para clientes, proveedores y otros contactos, esta semana vamos a poner el foco en los propios empleados. Los recortes también han llegado a este punto y, si antes era común que la empresa obsequiara a sus trabajadores con algún detalle, como las típicas cestas, y una comida o cena de empresa, este año serán muchos los que no puedan disfrutar ni tan siquiera de una felicitación navideña.
      Ha sido un año duro y los trabajadores deben entenderlo. Sin embargo, quiero recordar algo a quienes estén en esta tesitura: también ha sido un año duro para los trabajadores y merecen el agradecimiento por sus esfuerzos. Esto es un blog sobre marketing, no de recursos humanos, así que voy a intentar dar algunas sugerencias para trasmitir un mensaje de agradecimiento y felices fiestas. Por eso te propongo un juego: abajo encontrarás cinco regalos o eventos, y debes averiguar si están bien enfocados o no. ¿Te atreves? Va a ser fácil.   
  1.  Una comida/cena de empresa con empleados donde alguien les cuenta lo difícil que está todo y el gran esfuerzo que se espera de ellos de cara al año próximo.
  2. Regalar unos llaveros con el logo de la empresa que sobraron de la última feria a la que acudió la empresa.
  3. Organizar un picoteo en la propia oficina solicitando a los empleados que aporten parte del ágape (una tortilla, una empanada, lo que puedan…)
  4. Regalar una participación de un décimo de lotería.
  5. Organizar un partido de fútbol o de baloncesto, por ejemplo, en el polideportivo que hay al lado de la empresa.
¿Qué te parece? A priori parece claro que las dos primeras son malas ideas porque no transmiten la idea de agradecimiento ni lograrían que los empleados se sintieran importantes para la empresa. Aunque todo depende claro. Las tres últimas, quizá sean un poco atípicas y dependerá de vuestros propios gustos, pero pueden ser ideas sencillas y económicas que, bien planteadas, pueden ayudar a la cohesión del grupo y a situaciones distendidas, donde los trabajadores son protagonistas.
La moraleja es que no hay límite para agradecer y compartir una fecha especial con los compañeros. Solo hay que poner un poco de voluntad.

El dilema de los regalos de empresa

Diciembre está a la vuelta de la esquina y aunque, año a año, empresas y consumidores debemos apretarnos más y más el cinturón, la Navidad sigue siendo una fecha clave. Por un lado, en muchos negocios las ventas se incrementan, pero además es una época excelente para reforzar relaciones con clientes, proveedores y empleados, y un escenario perfecto para impulsar la marca y las características que hacen que la empresa sea distinta de la competencia (VENTAJA COMPETITIVA).

Una de las cuestiones a las que se enfrentan las empresas estos días es si van a tener algún detalle con sus principales contactos y qué detalle tener. Si nuestro negocio se centra en bienes, un regalo fantástico será que regalemos nuestros propios productos. Además de que nos saldrá mucho más económico que cualquier otra alternativa, lograremos promocionar nuestros productos. El detalle que tendremos que tener en cuenta será cuidar al máximo la presentación que le daremos. Si siempre tratamos con mimo nuestros productos, ahora es el momento de ponerlos de gala.

Si, por el contrario, nuestra empresa se dedica a servicios o, por la naturaleza de nuestros bienes es imposible regalarlos, debemos pensar con cuidado qué detalle ofrecer a nuestros contactos. Debemos tener en cuenta, no solo el que se trate de algo que puedan apreciar, si no, además, el que proyectemos lo que queremos que piensen ellos de nosotros. Suena complicado, pero no lo es tanto. Un ejemplo, si nuestro negocio se trata de un pequeño despacho de abogados, con muchos años de trayectoria, una sólida experiencia y en el que se puede confiar, probablemente nos vendrá bien recurrir a regalos de carácter clásico, donde se refleje la experiencia y fiabilidad, como un buen vino o licor. Sin embargo, si nuestro negocio es una innovadora empresa de servicios informáticos, que siempre está a la última en cuanto a novedades y tienen un trato muy cercano, probablemente su regalo tenga que ser algo más original, quizá relacionado con la tecnología.

Esto es sólo una pequeña parte de los temas que las empresas deben plantearse en esta época. Hay mucho trabajo en el área de marketing en estas fechas. Es una época de optimismo e ilusión y trasladar eso al mundo empresarial será, además de grato, muy beneficioso.

Queremos revolucionar la Navidad

Aunque desde el punto de vista del consumidor puede resultar un poco agobiante encontrar los turrones en los supermercados cuando aún, prácticamente, vamos en manga corta, en los departamentos de Marketing y Recursos Humanos, de muchas empresas, hace tiempo que ya le están dando vueltas a tan señalada fecha.
En Sanva no somos menos y hace tiempo que estamos pensando en qué podemos hacer nuevo este año. Ha sido un año muy duro para la sociedad y para la mayoría de las empresas. Parece que no vamos a encontrar ganas de festejos y, mucho menos, presupuestos que los sustenten.
Sin embargo, en Sanva pensamos que es el momento de mirar para adelante y hacer planes de mejora para el próximo año. También es el momento de hacer partícipes a empleados, proveedores y clientes de este espíritu optimista de cara a 2011.
Con estos objetivos, en Sanva estamos diseñando una actividad participativa para empresas con la que, además de sorprender y divertir, las empresas puedan obtener beneficios directos. ¿A qué no suena mal?
Hace semanas que nosotros estamos pensando en la Navidad, pero aún no ha llegado el momento de contarlo, aún debéis esperar un poco. ¿No podéis esperar más? Veremos lo que podemos hacer: nopuedoesperar@sanva.es