Ya es Navidad en el Departamento de Marketing

Estamos en Octubre, lo sé. Sin embargo, seguro que en tu empresa ya se ha recibido algún catálogo de cestas de Navidad, incluso alguien ya ha podido hacer la eterna pregunta de ¿y este año, qué hacemos en Navidad? (y si no, alguien debería hacerla). Ante esta situación, pueden darse dos tipos de respuesta, la que, cansada del tema, evada el asunto hasta principios de Diciembre, y la que, entusiasmada por la época que está por venir y las posibilidades de aumentar ventas, fidelizar o promocionarse, esté deseando remangarse y ponerse manos a la obra.

Tus clientes son protagonistas de las campañas de Navidad

Evidentemente, la segunda respuesta es la más correcta. Incluso si estás harto de la Navidad y del “todos los años lo mismo”, deberías esforzarte para que este año, al menos, fuese diferente. La Navidad es una época perfecta para aumentar tus ventas si tu negocio es susceptible de ser regalado, comido o bebido. Pero si tu negocio no tiene nada que ver con esto, también es una excusa estupenda para estrechar lazos con tus mejores clientes, dándoles un regalo, por ejemplo. Incluso puedes aprovechar y regalar a tus clientes algún producto que piensas comercializar en el próximo año, además de darle un obsequio, estarás incitándoles hacia una nueva compra.

Trata con mimo a tus empleados y ellos lo harán con tus clientes

 También es un gran momento para acercarte a tus empleados y solidificar el equipo. Posiblemente este área esté más en el ámbito de Recursos Humanos, pero si tus empleados están contentos, tus clientes estarán mejor atendidos. Desde los típicos regalos navideños y cenas o comidas de empresa, hasta actividades en grupo para hacer equipo (team building) son opciones válidas siempre que se tenga en cuenta que el objetivo es mejorar la visión que los propios empleados tienen sobre la empresa. ¿Y si este año, al revisar los objetivos, en lugar de dar una charla, les ofreces un incentivo especial para llegar a esos objetivos? ¡Hay tantas opciones! Sólo hay que dejar volar la imaginación.

Una buena época para promocionar tu negocio

Felicitar las fiestas navideñas a tus contactos es prácticamente una obligación. Pero, si vas a invertir tiempo y dinero en hacerlo, deberías plantearte que esa felicitación debe ser además una forma más de promocionar tu negocio. Puede tratarse de una publicidad para recordar a antiguos clientes que aún estás ahí que, si guarda ciertas formas, será bienvenida y aceptada ¿Y si además consigues que tu felicitación se convierta en un viral y que quien la reciba la reenvíe? ¡Éxitazo!

Claves del éxito del marketing en Navidad

  1. Trabaja con tiempo suficiente. Las prisas no son buenas, por eso esta entrada es en Octubre. 
  2. Establece qué resultados quieres conseguir. Si lo haces solo porque hay que hacerlo, mejor no lo hagas.
  3. Planifica, planea, medita, programa, proyecta, prepara, diseña, organiza. La improvisación sólo está permitida como pose y con muchas horas de trabajo detrás.
  4. Arriesgate, es un buen momento. Ten en cuenta que hacer lo mismo de siempre tendrá los resultados de siempre.

Un último consejo: el Kit Empresa Navideña

¿Por qué no adecuar un producto o servicio específico para estas fechas? En Sanva lo estamos haciendo: lanzamos el Kit Empresa Navideña. Incluye: asesoramiento, diseño y organización de una Navidad diferente y productiva en tu empresa.

Si crees que tu empresa no puede sacar partido de esta época del año, ésta es la solución para que lo haga. Pensamos en opciones que vayan con tu negocio y conecten con el resultado que deseas conseguir este mes de Diciembre. No lo dudes y contacta con nosotros, por correo, en Facebook, en Twitter, en Linked in o déjanos un comentario en el blog. No te lo podemos poner más fácil.

Los encantos de Oporto

En la semana que FITUR vuelve a cautivarnos a todos como feria de éxito, quiero proponer un destino para todos aquellos que tienen que organizar una convención, un kick off o un pequeño viaje de incentivo, pero que no cuentan con mucho presupuesto: Oporto.

Esta ciudad al norte de Portugal, la segunda en importancia después de Lisboa, ofrece principalmente tres ventajas a tener muy en cuenta a la hora de seleccionar un destino para nuestros eventos. Una de esas ventajas es el encanto de la propia ciudad. No hay que olvidar que el centro histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Otra gran ventaja es la cercanía, con vuelos diarios desde Madrid y Barcelona de poco más de una hora de duración. También es destacable la oferta turística, con precios muy asequibles para los presupuestos más ajustados.

Una vez en Oporto, los asistentes al evento podrán disfrutar de su magnífica gastronomía, visitar alguna bodega y realizar una cata de vino con D.O. en la vecina Vila Nova de Gaia, difrutar de fados, navegar por el Duero… Todo eso sin comentar los magníficos alrededores de la ciudad.

Un último consejo, si visitáis FITUR, acercáos al stand de Portugal y pedid  información sobre esta maravillosa ciudad, seguro que en algún momento os va a venir muy bien. Si no, aquí os dejo el enlace a la web turística donde podréis ampliar la información.

Equipos contra la crisis

Los primeros meses de este año no están siendo tan favorables como se prometían. Seguimos recibiendo malas noticias en cuanto a la economía pero hoy quiero dar una nota de optimismo en medio de este panorama gris. A pesar de todo, hay que seguir adelante y la mejor manera de hacerlo es apoyándonos en nuestro equipo y haciéndole más fuerte.

Aprovechando el buen tiempo, desde Sanva os queremos invitar a organizar una sesión de team building con vuestros equipos, demostrándoles lo importantes que son para el buen funcionamiento de la empresa y motivándoles para seguir trabajando duro.

Las opciones para organizar un team building son muy variadas y no tienen porqué ser caras. Lo importante es buscar actividades que fomenten la comunicación entre los distintos miembros del equipo y hacerlo en un entorno distendido, donde puedan potenciar habilidades que, bajo el peso de la rutina, se suelen quedar guardadas en un cajón.

Después de seis duros meses de trabajo, gracias a una buena sesión de team buiding, conseguiréis que los miembros del equipo trabajen con energías renovadas y con la confianza de que apostarán por el buen trabajo en la empresa porque la empresa apuesta por ellos.

No tenéis nada que perder, salvo prejucios y actitudes negativas acumuladas durante meses.