3

Cuatro millones de dólares por un anuncio de 30 segundos. ¿Estaríais dispuestos a pagar semejante cantidad? Teniendo en cuenta siempre que vuestros presupuestos se lo pudieran permitir, por supuesto. ¿Y si os dijera que ese anuncio lo verán más de 111 millones de personas? A lo mejor aquí la cosa cambia ¿verdad? Pues estas son, ni más ni menos, las cifras que se han movido este año alrededor de la Super Bowl.

Con estos datos, no es de extrañar que U2 lo utilizara para dar a conocer su nuevo trabajo o que los bloques publicitarios se encuentren los anuncios con más celebrities y más llamativos de todo el año. Con semejante inversión y público potencial, merece la pena cualquier esfuerzo.

Sin embargo, este año la palma se la ha llevado el anuncio de SodaStream. Además de los millones de espectadores en televisión, ha conseguido más de 226.000 visitas en un único canal de Youtube (se ha publicado en otros canales) más innumerables menciones en redes sociales y comentarios en otros medios de comunicación más allá de las fronteras estadounidenses (como por ejemplo este blog). ¿Cómo lo ha conseguido? A priori hizo lo que todos, contrató a un personaje famoso, en este caso Scarlett Johansson, le  sacó su mejor partido, la vistió divina y usó la provocación para llamar la atención. ¿El ingrediente secreto? Utilizar la provocación contra dos titanes, Pepsi y Coca Cola, sus competidores indirectos. Y a partir de aquí, las amenazas con vetarlo y los rumores de censura hicieron el resto hasta llegar a números astronómicos. Más allá de evitar su emisión, los competidores han conseguido darle toda la publicidad que cualquiera soñaría. ¿Cómo conoceríamos en España si no a una empresa como SodaStream? Como diría Scarlett “sorry Coke and Pepsi”, esta vez SodaStream lo hizo mejor.

Opt In Image

Apúntate y recibe los mejores consejos y trucos del marketing que funciona

Tranquilo, somos muy moderados en el envío y si no te gusta lo que recibes, puedes darte de baja

3 Comentarios

  1. Anónimo

    Es que aquí se han juntado muchos factores que han propiciado el éxito y la viralidad de este spot. Por un lado tienes el binomio Scarlet-Super Bowl, que ya se podría considerar un éxito en sí mismo. Por otro, el hecho de que compite con dos gigantes como Coca-cola y Pepsi, sinónimos del "estilo de vida americano" y luego tienes a SodaStream, principal competencia de esos refrescos. Se supone que la polémica venía porque la Fox tenía miedo de cabrear a estas dos compañías, pero la realidad es que SodaStream es una empresa Israelí que opera en territorios ocupados de Cisjordania…vamos, que se ha juntado un caldo de cultivo más que perfecto para que una empresa y un refresco que, prácticamente nadie conocía, ahora sea famoso a nivel mundial. No se si será casualidad o no, pero yo quisiera pensar que algún genio del marketing lo tenía todo muy bien estudiado.
    Mary

  2. Mª Cruz Sánchez

    Estoy convencida de que se trata de una estrategia de marketing unida a una mala respuesta por parte de los competidores. La versión oficial es la que cuentas pero si la Fox no hubiera querido molestar a Pepsi y Coca Cola, directamente no les habría vendido el espacio publicitario ¿no crees? Por otro lado, que haya sido noticia que la empresa opera en territorios ocupados ha tenido que salir de algún lado. Al fin y al cabo, no es, precisamente, la única empresa que tiene asuntos que ocultar. A lo mejor es hilar demasiado fino, pero yo veo mano negra detrás de todo esto (y muy desacertada, por cierto).
    ¡Gracias por comentar!

  3. Anónimo

    De todas maneras, ya es la segunda vez que Soda Stream se enfrenta a Pepsi y Coca Cola, la anterior vez no tuvo tanta repercusión, porque no era la Super Bowl, y sí consiguieron que retiraran el anuncio. Creo que el genio de marketing de Soda Stream aprovechó esa experiencia para proyectar su anuncio a nivel global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *