0

Ya he dicho muchas veces que el marketing puede ayudar a un pequeño negocio a vender más. Pero hoy quiero invitarte a hacerte una reflexión: aún sin planteártelo estás haciendo marketing, lo que pasa es que si no eres consciente de ello, puedes estar más “deshaciendo” que haciendo. Me refiero al valor que existe alrededor de tu negocio. El cómo llega tu cliente a ti, cómo ve tu local o tu oficina, cómo es atendido por el personal, quién le atiende… todo eso influye en la compra y hacerlo de manera consciente y meditada, hará que esa influencia sea positiva.
Ya he hablado en otras ocasiones de imagen de marca, pero a riesgo de ser pesada voy a insistir en ello. Es vital para cualquier empresa, ya sea grande, mediana o pequeña, plantearse qué quieren que piensen los clientes sobre ellos y trabajar en cada aspecto para proyectar esa imagen.
Imagen de marca en un pequeño negocio

Valora la imagen de tu empresa

Empecemos desde el principio, por mucho que yo lo diga, eres tú quien tiene que valorar tu propio negocio. Si estás todos los días trabajando duro para ofrecer un producto de calidad, ¿por qué dejas que tus clientes se despisten en valores que no tienen nada que ver contigo?

Pregunta otros puntos de vista

A clientes, a empleados, a familia, a amigos ¿cómo ves mi empresa? ¿Qué es lo que más te llama de ella? Probablemente encontrarás respuestas sorprendentes y siempre enriquecedoras porque tú tienes una visión, desde tu ángulo de visión, pero otros te aportarán nuevos enfoques.

Sé honesto

Muéstrate cómo eres, muestra tu empresa cómo es. Existen un poderosos motivo para hacerlo: mantener una identidad (ya sea personal o empresarial) ficticia tiene fecha de caducidad. No se puede engañar siempre y menos aún si buscar mantener un cliente fiel.

Ofrece una imagen coherente

Como punto de partida, hay que preocuparse por ofrecer una imagen de marca coherente.Esto tiene como punto de partida la honestidad de la que hablaba antes, pero también hay que llevarlo hasta aspectos más superficiales como el uso del logo, los colores, etc. Si presentas tu negocio como profesional y serio, no llevará bien que en la página de Facebook sólo publiques chistes, por ejemplo.

Dirige a tus empleados

Como si de una orquesta se tratara, para terminar de dar coherencia a la imagen del punto anterior, dirige a tus empleados para que también actúen de manera acorde a la imagen que proyecta la empresa. Recuerdo el caso el verano pasado, cuando me encontraba en unas urgencias saturadas, cómo se originó una discusión entre pacientes que no se sentían convenientemente atendidos y el personal administrativo que, lejos de ponerse en su lugar, se mostraban jocosos y relajados entre ellos. En un hospital se produce una situación desagradable, en tu negocio, una actitud no dirigida e inconveniente por parte de tus empleados, puede provocar la pérdida de clientes.
¿Se te ocurren más opciones para contruir una buena imagen de marca?
Opt In Image

Apúntate y recibe los mejores consejos y trucos del marketing que funciona

Tranquilo, somos muy moderados en el envío y si no te gusta lo que recibes, puedes darte de baja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *