0

Uno de los grandes problemas a los que tenemos que enfrentarnos las pequeñas empresas, ya se trate de una tienda como de una industria o de una empresa de servicios, es competir frente a grandes corporaciones que disponen de más personal y más presupuestos que nosotros. Esto, en el área de marketing hace el efecto conocido como “eso no es para nosotros”, pero, en realidad, este problema hace que el esfuerzo en marketing deba ser mayor. La diferencia en presupuesto hay que suplirla con dosis extra de ingenio para buscar la idea más creativa y rentable con el menor coste. ¿Imposible? Casi, pero no. La búsqueda de la idea genial tendrá una entrada propia. 
Otra opción bastante eficaz consiste en asociarse con otros negocios para llevar a cabo acciones conjuntas que beneficien a ambos. Todo consiste en buscar sinergias. Por ejemplo, se puede pensar en una campaña de atracción de nuevos clientes para un negocio A que se dirija a los clientes de un negocio B y viceversa. Otra opción es la publicidad conjunta, donde ambas empresas pueden dividirán los costes consiguiendo la misma notoriedad. Sólo es cuestión de buscar campañas que puedan cumplir con los objetivos fijados por cada una de las empresas participantes.
Llegados a este punto, nadie puede pensar que este tipo de asociaciones sean un símbolo de debilidad en el negocio. En realidad, las grandes también lo hacen (y mucho) tal y como comentábamos en esta entrada. Si nos paramos a pensar, hay muchas más asociaciones de las que pueden parecer a simple vista.
Obviamente, estas asociaciones conllevan ciertos peligros. Es importante conocer la reputación del otro negocio para evitar que posibles imágenes negativas se proyecten de uno a otro. Sin embargo, eligiendo los socios adecuados y llevando a cabo campañas meditadas, los beneficios pueden ser tremendamente interesantes. 
¿Cuál es la asociación más extraña que te has encontrado?
Opt In Image

Apúntate y recibe los mejores consejos y trucos del marketing que funciona

Tranquilo, somos muy moderados en el envío y si no te gusta lo que recibes, puedes darte de baja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *