0

Cuando nació este blog, hace ya más de cinco años, su orientación era exclusiva hacia el mundo de los eventos. La verdad es que había mucho de marketing también en las primeras entradas, pero los eventos eran el hilo conductor. Al redefinir el foco hacia ideas y consejos de marketing para pymes, las entradas dedicadas a los eventos se han reducido considerablemente, pero, en ningún caso es porque los eventos no sean aptos para pymes, si no, simplemente ¡porque hay mucho de qué hablar!

De hecho, los eventos son especialmente interesantes para cualquier pyme porque es la forma de desmarcarse de la competencia. La verdad es que los eventos no suelen ser una acción de marketing que las pymes suelan plantearse. Habitualmente se consideran caros y poco productivos pero, si están bien planteados, no van a ser ni una cosa ni otra. Probablemente tu competencia no haga ningún tipo de evento así que ¡es tu oportunidad! Los clientes sabrán distinguirte entre tus competidores.

Evento para una pyme

Crear emociones que nuestros clientes recuerden

A lo mejor has oído hablar del marketing de experiencias, o decir que el marketing debe buscar emocionar. Los consumidores estamos hartos de recibir mensajes publicitarios e información constantemente. Por eso hay que ir más allá del cerebro e ir al corazón, lo que es lo mismo crear emociones que resultarán mucho más fáciles de recordar. Las empresas grandes lo hacen constantemente y para ellas es muy rentable ¿por qué no va a serlo para una pyme?

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, para que un evento sea rentable es necesario dedicarle un gran esfuerzo y una pormenorizada organización. Un evento requiere tiempo. Quizá verano sea una buena época para plantearlo. Hay que pensar mucho qué, cómo, cuándo, para quién y, sobre todo, para qué. Como en cualquier acción de marketing, lo principal es determinar el objetivo a alcanzar y el público al que va dirigido. Una vez ahí, sólo es cuestión de planificar detalladamente todo lo que se hará y echarle imaginación para impactar sin pasarse del presupuesto. Tampoco hay que olvidar las acciones previas al propio evento, que pueden ser una buena manera de hacer publicidad o nuevos contactos. ¡No dejes ningún detalle al azar!

Quizás un ejemplo sea más claro 

¿Sigues pensando que un evento no encaja en tu negocio? A lo mejor eres una peluquería y crees que en tu negocio no tiene cabida un evento. De hecho, hiciste la inauguración del local, pero más que nada, fue una fiesta familiar. Sin embargo ¿quieres atraer más clientes? Pues imagina: puedes hablar con el del bar de la calle de al lado, el que tiene una terraza grande que se llena todas las noches de verano y montar con él un evento donde saques tu peluquería a la terraza en una de esas noches. Puedes peinar a precios populares con peinados fresquitos mientras los clientes se toman un nuevo cocktail que tiene el nombre de tu peluquería. ¿Crees que esta acción serviría para darte a conocer y conseguir nuevos clientes? Pues, amigo, esto es un evento. Y aún se podrían hacer muchas más cosas, te lo garantizo.

 Ve donde están tus futuros clientes

Si los clientes no van a tu negocio, tienes que salir a buscarlos.Organizar un evento no debe darte miedo porque resultará una acción muy enriquecedora (en todos los sentidos, incluído el monetario), pero recuerda que organizar un evento no es lo mismo que, simplemente, montar un evento. Para conseguir sacarle el máximo partido a tu evento la organización debe ser al milímetro. Si necesitas ayuda, no dudes en dejarnos un comentario abajo. Entra sin llamar.

Opt In Image

Apúntate y recibe los mejores consejos y trucos del marketing que funciona

Tranquilo, somos muy moderados en el envío y si no te gusta lo que recibes, puedes darte de baja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *