empezar con el comercio online

0

Has leído bien, hoy es el día en el que debes empezar con el comercio online. Da igual a qué te dediques, no sólo me estoy refiriendo a las tiendas donde se venden productos de consumo. Cualquier negocio debe abrir una ventana a la venta electrónica porque eso es lo que nos depara el futuro. El otro día compartía en nuestras redes sociales un artículo sobre el aumento de compradores dispuestos a pasarse a la venta online. Lo más impactante de los datos que ofrece es que la suma de compradores online existentes y potenciales es mayor a los que no se ven comprando en internet.

Tanto las tiendas de productos para usuario final como los negocios enfocados a otras empresas, pasando por compañías venden servicios. Todos están dentro de esta misma realidad.

Lo verdaderamente importante es que estamos presenciando un cambio de hábitos en los consumidores. Se trata de un proceso que está llevando su tiempo. No todos los consumidores están preparados para comprar a través de una pantalla. Sin embargo, la tendencia es ascendente hasta que sea mayoritaria.

Seguro que hay quien todavía piensa que sus clientes no van a pasarse a la compra online. Pero ¿cuántos clientes están perdiendo por no ofrecer venta online? Quizás estés a punto de dejar de leer este artículo porque piensas que tu sector no se convierta nunca en un comercio online. Déjame hacerte una pregunta: ¿cuántos se planteaban hace 20 años confiar su dinero a un banco online?  Mi consejo es que sigas leyendo, aunque puedes hacer lo que quieras.

Diferentes niveles para empezar con el comercio online

Igual que los clientes no han pasado radicalmente de la compra tradicional a la compra online, los negocios tampoco tienen porqué afrontar un cambio radical. Es importante tener en cuenta qué es lo mejor para el negocio según las necesidades de los clientes y los factores internos de la propia empresa.

1.- Presencia en internet

A mí me sorprende cuando todavía encuentro negocios que no tienen reflejo, de un modo u otro, en internet. Empresas que no cuentan con una página web o un simple perfil en redes sociales. No se me ocurre ningún tipo de negocio que no deba tener presencia en internet, salvo que sea algo muy clandestino, porque probablemente sea ilegal y, la verdad, a esos negocios no tengo intención de ayudarles.

Hoy en día, estar en internet es el mínimo que toda empresa debe tener. Si tu negocio no ha superado esta fase, estás tardando.

2.- Abrir un canal de comunicación con los clientes

Si ya tienes una página en internet donde puedes ofrecer a tus clientes actuales y potenciales información sobre tu negocio y tus servicios, llega el momento de que le dejes hablar al cliente. Incluir un teléfono y un correo electrónico en la web, está bien. Pero seguro que se puede dar una vuelta de tuerca más. Al fin y al cabo, cuanto más facilidades le demos al cliente, más a gusto estará y más a gusto comprará.

Las herramientas hay muchas. Desde aplicaciones de mensajería instantánea a redes sociales o, incluso, aplicaciones propias. En cuanto al uso,  dependerá del negocio ¿Para qué suelen contactarte los clientes? ¿Para qué te gustaría que te contactaran? Solicitudes de oferta o precios, reservas, opiniones, recomendaciones…

Hay que fomentar la escucha al cliente porque eso enriquecerá el negocio.

3.- Abrir una tienda online

Cuando hablo de comercio online, hablo de completar la venta a través de internet. Es decir, estoy hablando de abrir un punto de venta nuevo al que tienen acceso millones de personas. No está mal.

Sin embargo, puede haber negocios que por un motivo u otro pueden tener limitada la venta que pueden hacer desde su tienda electrónica. Estas limitaciones hay que tenerlas en cuenta, pero no hay que obcecarse. De nuevo es importante plantearse qué beneficios podemos ofrecer con esta herramienta a nuestros clientes y qué beneficios puede sacar nuestro negocio. A partir de ahí, empezar a construir.

Tampoco hay que apostarlo todo al rojo o al negro. Puedes montar tu tienda online y mantenerla en un segundo plano, como escaparate y puerta de entrada para nuevos compradores, y seguir manteniendo tu negocio principal como siempre. Es importante ir de la mano del mercado.

Ventajas e inconvenientes del comercio online

El paso hacia el comercio electrónico es una decisión estratégica que va a agitar toda la empresa. Supone un cambio de expectativas en el negocio porque, si se hace bien, el negocio evolucionará. Por ello, antes de lanzarnos a abrir una tienda online a lo loco, es importante conocer los pros y contras que vamos a encontrar. Analiza tu negocio para establecer una buena estrategia. Te dejo algunas claves para que las lleves a tu caso.

Contras de abrir una tienda online

  • Empezar con el comercio online requiere recursos, tanto económicos como humanos. Es necesario crear la tienda en sí. Eso llevará tiempo y no suele ser una tarea fácil. Tampoco barata. Pero además, una vez lo hayas hecho, tendrás que seguir alimentándola, actualizando precios, contestar a clientes, atender pedidos… En definitiva, se va a convertir en una tarea más a cumplir.
  • Para lograr el éxito en un negocio online, es básico generar confianza, tanto en los productos o servicios como a la hora de realizar el pago. Ahora tendrás que afrontar nuevos retos en este sentido.
  • El tema de la logística es otro de los puntos claves a la hora de iniciar con éxito un comercio electrónico. Un nuevo servicio que indirectamente vas a ofrecer al cliente y que tendrás que atender aunque lo contrates con una agencia.

Ventajas de abrir un comercio online

  • Te permitirá ampliar el mercado al que te dirijes y ofrecer una mejor oferta a los clientes. Clientes potenciales que, por su perfil o por su ubicación no compran actualmente, pueden llegar a convertirse en clientes fieles. O clientes que ya te compran pueden verse beneficiados con este nuevo canal, evitando que, en un momento dado, decidan pasarse a la competencia.
  • La tienda online puede convertirse en un escaparate completo donde el cliente puede conocer, sin necesidad de desplazarse y desde su móvil, qué es lo que le ofreces y a qué precio. Es posible incluso que no llegue a completar la compra a través de internet, pero sí que se desplace a la tienda a finalizarla porque ya tiene toda la información que desea.
  • Empezar con un comercio online ahora te ayudará a conocer este nuevo canal, con sus propias idiosincracias. Cada vez te sentirás más cómodo, con más confianza. Esto es algo muy a tener en cuenta por lo que decía al principio, la tendencia del mercado online es permanentemente en ascenso. Es muy posible que,en un futuro próximo, la tienda online sea un requisito imprescindible para el éxito. Mejor que te pille preparado.

Es muy posible que,en un futuro próximo, la tienda online sea un requisito imprescindible para el éxito.

  • Y por último, pero no menos importante. Si eres pionero dentro de tu propio sector, puede ayudarte a diferenciarte de la competencia. Al fin y al cabo esto es lo que siempre buscamos desde el marketing ¿no?

En definitiva

Hoy, ahora, plantéate ¿cómo afecta el comercio online a mi negocio? ¿Qué medidas debo tomar en el corto plazo? ¿Dónde quiero que esté mi negocio dentro de un año? ¿Dónde van a estar mis clientes?

Toma las decisiones adecuadas antes de que sea demasiado tarde.

Al final esta entrada ha quedado más larga de lo habitual pero es un tema importante. De hecho, quedan muchos puntos por abordar. Seguro que aún así tienes un montón de dudas. No te cortes y llámanos o escríbenos y te ayudaremos en todo lo que necesites.

Además, si te ha gustado esta entrada, puedes compartirla en tus redes sociales y suscribirte a nuestra enewsletter para no perderte ninguno de nuestros artículos. También puedes dejarnos más abajo tus comentarios. Ya sabes, entra sin llamar.

Opt In Image

Apúntate y recibe los mejores consejos y trucos del marketing que funciona

Tranquilo, somos muy moderados en el envío y si no te gusta lo que recibes, puedes darte de baja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *