0

Si la semana pasada nos enfrentábamos a la difícil decisión de los regalos de empresa para clientes, proveedores y otros contactos, esta semana vamos a poner el foco en los propios empleados. Los recortes también han llegado a este punto y, si antes era común que la empresa obsequiara a sus trabajadores con algún detalle, como las típicas cestas, y una comida o cena de empresa, este año serán muchos los que no puedan disfrutar ni tan siquiera de una felicitación navideña.
      Ha sido un año duro y los trabajadores deben entenderlo. Sin embargo, quiero recordar algo a quienes estén en esta tesitura: también ha sido un año duro para los trabajadores y merecen el agradecimiento por sus esfuerzos. Esto es un blog sobre marketing, no de recursos humanos, así que voy a intentar dar algunas sugerencias para trasmitir un mensaje de agradecimiento y felices fiestas. Por eso te propongo un juego: abajo encontrarás cinco regalos o eventos, y debes averiguar si están bien enfocados o no. ¿Te atreves? Va a ser fácil.   
  1.  Una comida/cena de empresa con empleados donde alguien les cuenta lo difícil que está todo y el gran esfuerzo que se espera de ellos de cara al año próximo.
  2. Regalar unos llaveros con el logo de la empresa que sobraron de la última feria a la que acudió la empresa.
  3. Organizar un picoteo en la propia oficina solicitando a los empleados que aporten parte del ágape (una tortilla, una empanada, lo que puedan…)
  4. Regalar una participación de un décimo de lotería.
  5. Organizar un partido de fútbol o de baloncesto, por ejemplo, en el polideportivo que hay al lado de la empresa.
¿Qué te parece? A priori parece claro que las dos primeras son malas ideas porque no transmiten la idea de agradecimiento ni lograrían que los empleados se sintieran importantes para la empresa. Aunque todo depende claro. Las tres últimas, quizá sean un poco atípicas y dependerá de vuestros propios gustos, pero pueden ser ideas sencillas y económicas que, bien planteadas, pueden ayudar a la cohesión del grupo y a situaciones distendidas, donde los trabajadores son protagonistas.
La moraleja es que no hay límite para agradecer y compartir una fecha especial con los compañeros. Solo hay que poner un poco de voluntad.
Opt In Image

Apúntate y recibe los mejores consejos y trucos del marketing que funciona

Tranquilo, somos muy moderados en el envío y si no te gusta lo que recibes, puedes darte de baja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *