0

El otro día estuve leyendo en Expansión un artículo sobre el “pregunting” que me ha hecho reflexionar sobre la importancia que tiene el parar un momento y evaluar qué está ocurriendo, cuál es nuestro papel y qué nos gustaría que sucediera. Lo normal es que el día a día nos absorba de tal manera que ignoremos el por qué y para qué de ese día a día. Se trata de temas muy importantes que nos pueden ayudar, ya se trate a nivel personal como empresarial.
Pararse a pensar y cuestionarse lo que ocurre parece muy fácil, pero puede no serlo ¿Hace cuánto que no lo haces? Por eso hoy os propongo un ejercicio. Lo primero, terminad de leer esta entrada, no me dejéis a medias… Cogeos una taza de café, una infusión o algo que os apetezca, un papel en blanco y un folio. Ve a un sitio tranquilo, donde estés cómodo pero que nadie te moleste. Una vez que estés preparado, haz una lista de preguntas que haga tiempo que no te planteas. Algunas de ellas pueden ser:

  •   ¿De qué me siento orgulloso?
  •   ¿En qué puedo mejorar?
  •   En mi día a día, ¿con qué tarea disfruto más?
  • ¿Y cuál es la más pesada?
  • ¿Qué tendría que pasar para ser un poco más feliz? ¿y eso coincide con mis objetivos?
  •  ¿Cuál ha sido la última decisión que he tomado? ¿Qué me ha hecho tomar esa y no otra?
Completa tú la lista, adáptala a tus necesidades y sobre todo, se sincero contigo mismo. Si se trata de un análisis a nivel empresarial y sois varias personas, haced este análisis a nivel individual, pero comparad las respuestas. Será muy enriquecedor comparar distintos puntos de vista.
Opt In Image

Apúntate y recibe los mejores consejos y trucos del marketing que funciona

Tranquilo, somos muy moderados en el envío y si no te gusta lo que recibes, puedes darte de baja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *